Grupos de Crianza, Movimiento Libre y Autonomía

El objetivo principal es ofrecer un espacio de crianza compartida inspirado en el Movimiento Libre de Pikler-Loczy e integrado dentro de la vida cotidiana en el seno de la familia y sus necesidades particulares.

Un espacio dónde poder reflexionar, compartir y desarrollar sin juicios y con naturalidad aquellos recursos y experiencias que puedan enriquecer tanto los procesos personales de la maternidad y la paternidad, como el día a día en los cuidados cotidianos, el juego, el movimiento libre, la actividad autónoma y la relación con nuestros hijos e hijas.

Siempre de cara a ofrecer a todos los infantes un espacio y un tiempo de respeto, comprensión y comunicación hacía y en sus procesos, además de la seguridad afectiva imprescindible para el desarrollo de su autonomía.

 

Las Sesiones

La sesiones propuestas tienen una duración de 2 horas y se dividen en dos partes.

Una pequeña parte está dedicada en cada sesión a profundizar en los conocimientos del Movimiento Libre, la Autonomía y la Crianza (exponer, charlar, preguntar, proponer…)

Se trata aquí de generar diálogo entre la experiencia particular y colectiva, y los marcos teóricos y pedagógicos de forma que podamos encontrar las propias formas y las propias soluciones en el seno de cada familia en particular.

El grueso de las sesiones estará dedicado al acompañamiento en el Movimiento Libre, el Juego Libre y la Actividad Autónoma de nuestros hijos e hijas.

Trabajaremos el acompañamiento desde el cuerpo, la mirada y la comunicación verbal en los procesos de desarrollo y madurativos de nuestros hijos e hijas. Ofreciendo un espacio rico en propuestas y procurando una actitud atenta, disponible y sin interferencias en la acción espontánea de los infantes.

¿Cuál es nuestro papel cómo adultos? ¿Cómo acompañamos sus procesos? ¿Qué podemos esperar de nuestros hijos e hijas? ¿Cómo me siento yo en todo esto que está pasando?

Destinatarios: Familias con infantes en  edades comprendidas entre los primeros ratos de “suelo” hasta una vez que se establezca la marcha.

Grupos de 8-10 y un solo adulto por infante.